Consejos para escoger las máquinas correctas para cada trabajo

Comparte este artículo
Print Friendly, PDF & Email

¿Has probado a desclavar puntas con unos alicates? ¿Has intentado hacer un cajeado en madera con una dremmel? En este artículo hablaremos de que debemos de elegir las herramientas adecuadas. Tanto si se trata de herramientas manuales pequeñas como estas máquinas para chorrear arena. De la misma manera que hay que llamar a las cosas por su nombre, y que no hay palabras sinónimas, lo mismo sucede con las herramientas y las máquinas.

El mal uso de las herramientas provoca principalmente tres cosas: no conseguir el resultado ideal en el acabado o en la forma que estás buscando en el material, poner en riesgo tu físico debido al uso incorrecto, ya sea por riesgo debido al mal uso o bien por cansancio; y la tercera cosa es que puedes estropear la herramienta que estás utilizando por utilizarla en algo que no le es propio.

Utilización correcta de herramientas manuales

El principal motivo de preocupación a la hora de manipular cualquier objeto es que la herramienta sea óptima para su uso. Desde un destornillador de estrella que no tiene la cabeza adecuada al tornillo y por tanto se descabeza el tornillo y se estropea la cabeza del destornillador, hasta una lija de agua para vidrio empleada en una superficie metálica… fracaso…

La mejor manera de elegir los medios manuales es contar con una variedad importante de herramientas, cuando menos las específicas de la tarea que vamos a realizar. Es preferible esperar a tener la herramienta óptima que aventurarse a hacer el ridículo.

En este artículo es imposible poder abarcar todas las herramientas manuales, pero si te aventuras a realizar una tarea de bricolaje , bravo! pero ojo, infórmate de cómo debes de hacerlo. Las herramientas se inventaron para algo.

Utilización correcta de las máquinas

Durante todo el ciclo de vida de una máquina, desde la fabricación hasta su retirada deben de poder ser utilizadas debidamente. Para los que hayáis hecho trabajos con sierras eléctricas sabréis que son herramientas muy parecidas a un toro de rodeo. Es importante saber controlarlas.

Podemos describir algunas partes de su ciclo vital en las que debemos de utilizarlas debidamente, además de tener un conocimiento previo sobre los riesgos de su utilización.

Transporte y puesta en servicio. Después del transporte es posible que las máquinas se desajusten o sufran algún movimiento interno. La puesta en marcha debe realizarla algún operador con experiencia. En el caso de las máquinas pequeñas, como sierras eléctricas, caladoras, taladros, la puesta en marcha la puedes hacer tu mismo en casa, siempre y cuando no percibas daños en el exterior de la máquina, suciedad o humedad.

chorreadora especial para caucho

En el caso de las máquinas grandes como las cortadoras de piedra, arenadoras, máquinas de corte cnc, etc, es importante el propio montaje, muchas veces in situ. Será necesario hacer un calibrado, un reglaje y un ajuste de la máquina antes de ponerla a producir.

Las labores de limpieza deben de realizarse en la situación controlada más segura. Siempre teniendo en cuenta la desconexión de la red eléctrica, o teniendo cerrado el depósito de combustible, etc.

Para ello es vital tener un orden estricto y realizar periódicamente las labores de mantenimiento propias de la máquina. Una vez se le tiene cariño este tipo de cosas se hacen de forma normal.

Cuida tus herramientas, el que cuida su cinta métrica, siempre mide bien.

Comparte este artículo

luissantalla

Luis M Santalla Blanco . Director de teoriadeconstruccion.net, autor en blogs como arquitecturadegalicia.eu y 9diseno. Socio del estudio FLU-OR Arquitectura y anteriormente del estudio MMASA   ver más sobre el autor