Cómo instalar los nuevos platos de ducha de resina

Desde luego los temas de este año en el blog se han centrado en los cuartos húmedos, sobre todo en los baños. A lo largo del tiempo han cambiado los materiales de los platos de ducha, aunque la cerámica siempre ha sido una opción real y duradera. Con la aparición de los platos de ducha de resina, con su infinidad de colores y superficie antibacterias y hongos se ha revolucionado un poco el mercado, pero estos ya han sufrido algunos cambios, intentando corregir sus problemas iniciales.

Estos problemas le han venido desde la propia instalación. Los primeros platos de ducha de resina eran fácilmente desajustables si el fondo no estaba perfectamente nivelado o si tenía alguna imperfección. Algunos fabricantes han resuelto el problema colocando un doble fondo, haciendo el plato más confortable a su vez. Se puede ver la infinidad de soluciones en los platos en Todobaño.

Alguna vez me he encontrado en la situación de ver un plato de resina cortado, para salvar el típico pilar o shunt, que por no estar bien resuelto arquitectónicamente el edificio, la ducha se ve relegada a una esquina donde “pasan muchas cosas”. El que termina sufriendo es el plato de ducha de resina, capaz de ser cortado y mantener su función, al contrario de lo que pudiese pasar por ejemplo con la cerámica, que nos obligaría a separar y alinear la ducha con el pilar, dejando repisas inservibles, aportando más problemas que soluciones.

Aunque se pueden cortar, no quiere decir que sean para eso. Cuentan generalmente con un bastidor interior de madera, si, madera, que claramente no funciona bien en la ducha. El agua puede llegar a través de esos mordiscos difíciles de resolver, rejuntar y sellar, filtrándose hacia el piso de abajo y mojando esa madera por el camino, donde ahí si se pueden producir afloramiento de hongos o bacterias. Cuidado con los mordiscos.

La instalación del plato debe de hacerse sobre una superficie bien nivelada, la pendiente ya la hacen los propios platos, marcando sobre todo la línea de nivel acabado. Cada maestro tiene su libro, y se asienta a veces sobre mortero, últimamente he visto utilizar masilla de poliuretano sobre el recrecido. Esta última opción está bien si el plato inferiormente es completamente plano, si no es conveniente asentarlo con mortero.

La instalación del plato conlleva poner la mampara de baño, la cual es conveniente que vierta sobre el plato en su cara interior. Esto hace que o se monta el vidrio o la carpintería de la mampara encima del plato, o se pasa por el frente y se sella. Como recomendación final sobre baños este año, la mampara debería de estar resuelta de tal manera que tenga las menores juntas posibles, así como la menor complejidad de apoyo, carpintería, sellado

 

luissantalla

Luis M Santalla Blanco . Director de teoriadeconstruccion.net, autor en blogs como arquitecturadegalicia.eu y 9diseno. Miembro del estudio Flu-or y anteriormente del estudio MMASA   ver más sobre el autor

  • https://www.decorabano.com Decorabaño

    Información muy interesante de como se realiza las piezas de los platos de ducha.