Claves para un buen mantenimiento de tu casa de madera

Es muy cierto que nunca miramos los tiempos del libro de mantenimiento del edificio, es muy probable que ni lo tengas si vives en una casa, o el gestor de la comunidad si vives en un bloque de viviendas. ¿Es tan gordo el libro de mantenimiento de una vivienda con estructura de hormigon y acabado de ladrillo como una vivienda de madera? Pues no, es lo mismo, solo que tenemos asumido que la madera cuesta mantenerla y el ladrillo no.

Mira por la ventana y dime como están las fachadas.

Hoy hablaremos del mantenimiento de casas de madera, dando unas claves generales, aunque lo que debemos de tener en cuenta en primer lugar es la correcta colocación y una buena elección del material. No todas las maderas valen, no todas las soluciones sirven. ¿Cubiertas planas de madera en Galicia? ¿hola?

Antes de tocar la estructura 

Incluso antes de la publicación del CTE, en España estaba ya normalizado, a través de la norma UNE-EN 338:2003, el sistema de clases resistentes. Se basa en clasificar la madera por clases, cada una de las cuales tiene fijadas sus propiedades elásticas y resistentes. Para conocer a qué clase resistente pertenece un espécimen o una población de madera se debe tener en cuenta la especie de que se trate y su calidad, entendiéndose ésta como la mayor o menor presencia de las singularidades que experimentalmente se ha comprobado que perjudican el comportamiento estructural del material lígneo. Las diversas normas nacionales han establecido en cada país la forma de medir tales singularidades, y los límites que se admiten en cada calidad, realizándose este proceso de forma visual. La norma española de referencia para coníferas es la UNE 56.544 “Clasificación visual de la madera aserrada de uso estructural. Madera de coníferas”.

Trabajos publicados en los últimos años  han llamado la atención sobre la escasa aptitud de estas normas, y en concreto la española UNE 56.544, para clasificar madera de escuadrías medianas y grandes, pues fueron diseñadas y experimentadas para secciones menores, más frecuentes en el ámbito comercial. Como consecuencia se producen porcentajes de rechazo injustificados, a la vista de los resultados obtenidos en máquina de ensayos hasta la rotura. Recientemente, autores como Arriaga y Conde han podido demostrar que en madera de gran escuadría las singularidades más influyentes en el comportamiento estructural son los nudos y la desviación de la fibra, y han propuesto la asignación a este tipo de elementos estructurales valores mecánicos que no tienen por qué pertenecer a una misma clase resistente. La inspección visual permite la obtención de datos iniciales sobre las lesiones de tipo biótico y abiótico que puede presentar la estructura y proponer las zonas en las que se realizarán ensayos, para su posterior mantenimiento, que debe de realizar siempre personal cualificado.

Las fachadas de las casas de madera

Aunque no lo parezca, uno de los enemigos de la madera , además de los xilófagos es el sol. Si queremos que mantenga su color, debemos de tratarla convenientemente, ya dependerá del tipo de madera la elección del producto. Dependiendo del espesor del material, podemos aplicar también un lijado o cepillado, que resalte de nuevo sus cualidades estéticas.

Los movimientos por hidratación y secado son muy importantes, al igual que las heladas, y van a condicionar sobre todo los anclajes, por eso comentaba al principio la mejor elección de la solución constructiva, que permita el movimiento y la ventilación de la madera. Tanto a la hora del diseño, como en el mantenimiento te recomiendo consultar con expertos sobre el tema.

 

 

luissantalla

Luis M Santalla Blanco . Director de teoriadeconstruccion.net, autor en blogs como arquitecturadegalicia.eu y 9diseno. Miembro del estudio Flu-or y anteriormente del estudio MMASA   ver más sobre el autor