Escorrentia, erosión y la calzada portuguesa

Las prácticas que se utilizan para el control de la escorrentía son similares a las usadas para el control de erosión. Algunos ejemplos de estas son:

  •  cobertura vegetal
  •  canales de desagüe protegidos
  •  puntos de descarga con filtros de piedra
  •  barreras vegetativas
  •  charcas de sedimentación
  •  conservación de áreas naturales y permeables
  •  empedrado

La falta de medidas de control de erosión y de mantenimiento en las construcciones (i.e., dejar el terreno al descubierto) pueden causar cantidades excesivas de sedimentos que son arrastrados por las aguas de escorrentía.

EMPEDRADO PORTUGUÉS

El empedrado portugués es el resultado de la pavimentación con piedras de forma irregular, generalmente de piedra caliza o basalto, que se pueden utilizar para formar patrones decorativos mediante el contraste entre las piedras de diferentes colores. Los colores más tradicionales son el blanco y el negro, aunque también son populares el marrón y el rojo.

Es ampliamente utilizado en la pavimentación de zonas peatonales, parques, plazas, patios, etc. Los pavimentadores utilizan el sistema de unión de las piedras calizas junto con la ayuda de un martillo, para hacer pequeños ajustes en las piedras y el uso de plantillas para marcar las zonas de colores diferentes, de manera que los motivos se repiten en secuencia lineal o en las dos dimensiones del plano.

Manual da Calçada Portuguesa

Authors
ANUNCIO
Arriba