Aislamiento acústico: 5 técnicas que garantizarán el éxito de tu proyecto.

Una de las  fases más cruciales en cualquier proyecto de aislamiento acústico es el seguimiento en obra. En esta fase se decide si los cálculos previos del proyecto se corresponderán  o no con la medición final de aislamiento acústico que exigen la mayoría de administraciones públicas. Muchos proyectos bien calculados no son finalmente efectivos si el encargado de cuidar las buenas prácticas en la ejecución de la obra no tiene claro cuáles son los principales factores que hacen que el aislamiento acústico se reduzca. A continuación conoceréis las 5 técnicas básicas para garantizar que el seguimiento de obra de vuestro proyecto sea un éxito en lo que a aislamiento acústico se refiere.

1º El suelo flotante debe ser flotante

Una de las primeras intervenciones en los proyectos de aislamiento acústico es la instalación del suelo flotante.  Normalmente se trata de una losa de hormigón de 5 a 10 cm de espesor apoyada sobre un elemento elástico, lana de roca de alta densidad y lámina de polietileno reticulado o similar. El objetivo de estos elementos elásticos es evitar las uniones rígidas del  suelo con el forjado y las paredes  de manera que los golpes, el arrastre de sillas, objetos que caen, pisadas etc. no se transmitan por vibración a los recintos colindantes. Es por ello que su correcta ejecución es crucial para evitar problemas de ruido con otros usuarios.

Es indispensable saber que un solo punto del perímetro en el que haya un contacto rígido con algún elemento (paredes o suelo) puede suponer la inhabilitación de las funciones del suelo flotante como aislamiento acústico.  

Resulta medianamente sencillo que a la hora de echar la losa de hormigón se plieguen las láminas que lo hacen flotante colándose parte del hormigón hasta las paredes.

Se debe revisar toda la ejecución del suelo durante la ejecución y una vez terminada. Siempre se deben sujetar previamente las láminas a todas las paredes y perfectamente selladas entre tiras de material elástico usando cinta aislante o similar de manera que  no haya ninguna zona de paso a la hora de aplicar la losa.

2º No es más limpio el que más limpia sino el que menos ensucia. 

La limpieza la hora de ejecutar los trasdosados, suelos y techos es otro punto crucial en toda obra.  Los restos, escombros, arena, herramientas y cualquier elemento sólido o susceptible a solidificarse deben ser alejados de cualquier solución constructiva destinada a la mejora del aislamiento acústico cuando no sean utilizados. Es muy común que durante la ejecución de obra húmeda caigan al suelo restos de mortero u otros materiales que solidifican con el tiempo. Estos materiales pueden generar puentes acústicos entre las soluciones constructivas, por lo que es indispensable mantener las zonas perimetrales de suelo etc. totalmente limpias, al menos al final de cada jornada de trabajo.

Otro error común en la ejecución de trasdosados es la caída de tornillos entre la pared base y los perfiles metálicos. Estos tornillos se olvidan en los huecos de trasdosados creando una unión rígida entre perfiles y la pared. Como hemos comentado anteriormente las uniones rígidas provocan puentes acústicos que debilitan el aislamiento acústico de la solución.

3º El más débil manda 

En proyectos de aislamiento acústico el elemento más débil acústicamente es el que marcará el aislamiento final de la solución. Existe una máxima en seguridad de edificios que dice que la seguridad de un determinado edificio la marca el elemento más débil del mismo. La seguridad de un búnker de 50 cm de hormigón con una puerta de cartón la marca la puerta de cartón. Exactamente lo mismo ocurre en el caso de que una pared sea atravesada por algún tipo de instalación en forma de tubo, perforación, o conducto. El aislamiento acústico final no será ya el de la pared sino el que marcan las perforaciones a la solución constructiva.

En este sentido se debe hacer especial hincapié a la hora de realizar las instalaciones eléctricas de ventilación  o sistemas de climatización de la obra. Se deberá tratar de seguir los siguientes consejos:

  • Si hay un pasillo entre recintos todas las instalaciones deberán distribuirse por el pasillo.

Este principio es aplicable a cualquier tipo de instalación.

  • Si no queda más remedio que perforar algún trasdosado o techo suspendido, se realizarán todas las perforaciones o pasos de instalaciones por un mismo punto. Se debe evitar distribuir las perforaciones en las soluciones siempre que sea posible. El responsable de la obra en tema de acústica debería vigilar que esto se cumpla a rajatabla para no aumentar los puntos conflictivos. Estos puntos se deberán sellar con masa.
  • Para descolgar las instalaciones del techo no se perforará nunca el techo suspendido. Las instalaciones se pueden descolgar usando omegas metálicas atornilladas a los perfiles.

4º Amortiguadores

Los amortiguadores de techo son de las soluciones más utilizadas como para mejorar el aislamiento acústico de todo tipo de recintos, desde bares, a salas de ensayo auditorios, etc. Los techos suspendidos mediante amortiguadores usarán el tipo de amortiguador que está calculado para el peso que acabará soportando una vez instalado.

Sin embargo a la hora de ejecutar la obra puede pasar desde que  la instaladora haya cambiado el tipo de amortiguador a instalar, hasta que el proveedor los pesos a soportar se modifiquen notablemente. Los amortiguadores son uno de los elementos más eficientes para aumentar el aislamiento acústico de una solución de trasdosado o techo, pero sólo si están trabajando correctamente. Por ello es indispensable comprobar in –situ si los amortiguadores tienen el grado de compresión que el fabricante recomienda como óptimo.

Se debe comprobar que  La distancia D de compresión (caso 2) es la óptima según las especificaciones del fabricante una vez estén estos instalados. Los amortiguadores no funcionarán si no sufren ninguna compresión (caso 1 : sobredimensionados) o si están excesivamente comprimidos (Caso 3:  infradimensionados).

5º El sellado previo.

Por último una recomendación general a la hora de ejecutar cualquier proyecto de aislamiento acústico. Se debe aplicar siempre que sea posible una capa de mortero, de yeso o atornillar una placa de yeso laminado al forjado que haga de techo. En el caso de las paredes se debe comprobar que no existen huecos, grietas, agujeros o cualquier rotura de los elementos base del local. En caso de haberlas se aplicará una capa de mínimo 1 cm de mortero para sellar completamente la solución de paredes.

Esto es necesario para evitar llevarnos sorpresas con respecto a los cálculos realizados en el proyecto. Como hemos visto, los puentes acústicos y agujeros pueden reducir considerablemente la eficiencia acústica de las soluciones, por lo que siempre es recomendable realizar un sellado previo del recinto.

Seguir estos consejos básicos y sencillos garantiza que el resultado de los proyectos de aislamiento acústico reflejen con mayor fidelidad los cálculos previos. También disminuirá notablemente la posibilidad de obtener resultados no esperados que impidan la viabilidad del proyecto y posteriores quejas.

Matías Hernández Van Waes

Socio fundador Acústica Fácil S.L.

autor

luissantalla Luis M Santalla Blanco . Director de teoriadeconstruccion.net, autor en blogs como arquitecturadegalicia.eu y 9diseno. Miembro del estudio Flu-or y anteriormente del estudio MMASA   ver más sobre el autor

Categorías

inspiraciones constructivas

  • Cómo hacer que tus clientes lean (e incluso compartan) tus informes acústicos

    Cómo hacer que tus clientes lean (e incluso compartan) tus informes acústicos

    Artículo de Matías H. van Waes en noiselab.net

    La verdad es que mirando atrás me ha tocado casi de todo: desde medición y diseño de aislamientos acústicos , pasando por estudios de grabación, auditorios, ensayos de laboratorio, optimización de materiales, medidas medioambientales, mapas sonoros, simulaciones varias, silenciadores, sistemas anti-vibratorios, rediseño de soluciones constructivas,…

    View On WordPress

  • photo from Tumblr

linkedinlinkedin

Puedes acercarte a nuestra oficina:

BENITA 246

Taller de arquitectura | coworking
Ángel Rebollo 88 bajo, 15002 A Coruña

.

logo lateral-01 Imprimir Imprimir
logo tdc luissantalla

twitter

Archivo

recibe los nuevos artículos en tu email

Menú
Menú rápido