Aditivos en materiales de reparación

Partiendo del análisis de causas y efectos, y utilizando procedimientos, equipos y productos de avanzada tecnología, es posible abordar con éxito la reparación y recuperación de obras que de otra forma estarían perdidas. Desde un punto de vista general, se considera que los defectos de construcción se pueden reparar, con lo que se recuperan las condiciones de proyecto; en cambio, cuando hay defectos de diseño, la solución suele ser más compleja y la mayoría de las veces se llega a la necesidad de reforzar. A continuación se muestran aquellos aditivos que se utilizan en reparaciones, restauraciones y en rehabilitación, junto con sus propiedades y aplicaciones.

1 Plastificantes:

Productos tensoactivos que permiten reducir la razón agua-cemento manteniendo constante la docilidad o bien, aumentar la docilidad con una misma razón agua-cemento. Dosis 0.1 a 0.4% del peso del cemento.

Propiedades:  Mejoramiento de la docilidad (asentamiento de cono). Aumento de las resistencias por reducción de la cantidad de agua. Disminución de la retracción plástica e hidráulica.

Aplicaciones: en hormigones en general, reemplazos de hormigón, rellenos de nidos de piedras.

2 Fluidificantes:

Productos aniónicos que actúan por dispersión de los granos de cemento. Permiten obtener hormigones fluidos con razones agua-cemento bajas o normales. Dosis: 0.5 a 1.5% del peso del cemento.

Propiedades: Aumento considerable de la docilidad.Baja segregación. Alta resistencia.
Aplicaciones: Hormigones autonivelantes. Hormigonado de lugares estrechos o de difícil acceso.

3 Expansores:

Aditivos que reaccionan con compuestos del cemento formando gas – generalmente hidrógeno- produciendo un pequeño aumento del volumen. Dosis: 2% del peso del cemento.

Propiedades: Aumento de la estabilidad plástica (reducen la exudación). Mejoramiento de la docilidad. Producen un pequeño efecto expansivo (aprox. 3% en pastas y morteros, 1% en hormigones). La expansión se produce antes del principio de fraguado.

Aplicaciones. Rellenos de hormigón en pequeños volúmenes. Nidos de piedras, socalzados. Rellenos con morteros en cavidades y huecos.

4 Aceleradores y Retardadores:

Productos que reaccionan con algunos compuestos del cemento, acelerando o retardando las reacciones de hidratación. Dosis: variable según efecto.

Propiedades. Acortar o alargar el inicio del fraguado. Acelerar el desarrollo inicial de resistencias (1,3y7días). Los retardadores generalmente no afectan las resistencias después de 3 días.

Aplicaciones. Trabajos rápidos. Reducir plazos de desencofrado. Dilatar el inicio del fraguado (retardadores) disponiendo de mayor plazo para la colocación.

5 Incorporadores de Aire:

Producen microburbujas esféricas de aire, distribuidos en toda la masa del hormigón (efecto tensoactivo). Dosis: 0.03 a 0.10% del peso del cemento.

Propiedades: Mejorar la resistencia del hormigón a los ciclos de hielo-deshielo. Aumento de la docilidad. Reducción de la capilaridad. Disminución de la resistencia mecánica.

Aplicaciones. Hormigones expuestos a ciclos de hielo-deshielo o efecto de sales. Hormigón en ambiente marino.

6 Aditivos de Adherencia:

Aditivos en base a polímeros acrílicos. Dosis: Variable según producto y aplicación.

Propiedades. Mejorar la adherencia de morteros a la base. Reducen la retracción y tendencia a la fisuración. Reducen el módulo de elasticidad.

Aplicaciones. Morteros de reparación en general. Aplicación de capas delgadas. Lechadas de adherencia.

Authors
ANUNCIO
Arriba