5 cosas a tener en cuenta para elegir la iluminación correcta

Print Friendly, PDF & Email

Cuando realizamos un proyecto en el que tenemos que diseñar la iluminación acostumbramos a cuidar ciertos elementos, que quizás sean una tendencia, y que se repiten en cada proyecto. A la hora de iluminar una vivienda o un local comercial debemos de saber qué sensación espacial nos gustaría tener, qué superficies remarcar, el ambiente que buscamos y cuales son los puntos concretos que deberían de tener especial consideración. Paso a explicar esta lista de «cosas».

Cuando buscamos iluminar con puntos descolgados, donde la e27 es la bombilla led perfecta, con diferentes tamaños y acabados, acostumbramos a colocar un conjunto, que es a la vez decorativo y se reducen las sombras marcadas, ya que un punto de luz ilumina la sombra que puede provocar el otro, suavizando los perfiles de las sombras arrojadas. Tiene una lógica parecida a las lámparas de araña, aunque no acostumbramos a colocarlas de forma central. En las habitaciones y salones aparecen como luz periférica, de relleno.

Imagen de proyecto The Knightsbridge, iluminación por Mindseye Lighting, diseño interior 1508 London .

Existen múltiples tips para dar sensación de amplitud y en gran medida nos ayuda la iluminación. Además de jugar con la altura que podemos tener en el espacio, los acabados de los materiales, la forma y la fotogrametría de cada punto de luz aportan el punto que falta. En el caso de las habitaciones prácticamente basta la iluminación de los elementos periféricos a la cama. No acostumbramos a colocar ningún punto en el techo sobre la cama, sí quizás remarcar el cabecero con una luz rasante mediante una tira LED, orientada hacia arriba.

Proyecto: vivienda unifamiliar en O Pinar – Flu-or Arquitectura. Fotografía Rubén Ulloa.

La tendencia a la hora de iluminar un espacio diferenciamos aquellos espacios que son puramente de tránsito, en los que como norma general tenemos solamente un tipo de iluminación, de los espacios de estancia, donde tenemos una luz ambiente, dispersa, cálida, puntual, y una luz general con una distribución de varios puntos repartidos uniformemente.

Para esta iluminación general acostumbramos a utilizar downlights empotrados, pero ojo! cuando no tenemos falso techo es un problema. Si es viable económicamente proponemos la instalación de un falso techo, aunque no sea descolgado, fijado sobre perfiles omega, que roba unos 4 centímetros de altura libre, pero que nos permite pasar libremente las canalizaciones. El problema de un forjado de madera o de hormigón es que tenemos correas o viguetas en una dirección, y nos impide hacer una distribución de la iluminación de una forma cómoda.

Nuestro organismo está habituado a realizar fuertes cambios y muy rápidos entre ambientes. Somos capaces de pasar de una luz exterior donde puede haber 20.000 lux a una habitación con apenas 100 y no notar el cambio brutal que realizamos en los ojos. Pero es algo que termina cansando aunque no lo notemos. Por esto, una iluminación tranquila va de la parte de nuestra salud.

El hecho de contar con un buen técnico y buenos instaladores es que podrás planificar aquellos puntos de luz que necesitas, apoyado de la experiencia de la gente que trabaja en este campo. Alguna vez que queremos meter un tipo de luz a toda costa, nos puede provocar efectos secundarios; en el caso de una luz rasante en la cornisa interior tenemos que cuidar la forma del cajón, para reducir la acumulación de polvo.

luissantalla

Luis M Santalla Blanco . Director de teoriadeconstruccion.net, autor en blogs como arquitecturadegalicia.eu y 9diseno. Miembro del estudio Flu-or y anteriormente del estudio MMASA   ver más sobre el autor