El hormigón “biológico”

Recientemente en la web destacamos como mal! algunos detalles constructivos, pero en este artículo pondré en duda el nuevo y “revolucionario” sistema patentado por la UPC. Es posible que hayan llegado hasta mi solamente las noticias a través de los medios como agenciasinc.es, elcorreo.com, etc, noticias que por otro lado se copian unas  a otras sin más.

El invento que llegó a boca de todos y les entró por los ojos, lo debemos mirar en dos tiempos, una primera mirada será estética. El punto de vista arquitectónico de la solución. Las fachadas vegetales sin vegetación, ya que esta propuesta plantea un verde a base de líquenes y musgos, han existido siempre que se ha estado a la sombra y mirando al norte.

El punto de vista constructivo dice que, desde la sensatez, se alejen las aguas lo antes posibles. En este caso, lo revolucionario está en contener el agua en una primera capa exterior de la fachada, a través de un hormigón poroso y controlado. Obviamente habrá que tener en cuenta en qué clima se puede instalar esta solución, ya que la heladicidad, dentro de esos poros cerrados dentro de una “lámina impermeable invertida”, es capaz de dejarnos sin la capa exterior tan bonita que había quedado.

Estos “medios” que presentaba al principio se han limitado a colocar la misma imagen que la UPC les facilitó, que se trata de una simulación de verde en una fachada.

Es bien sabido que los periodistas sacan frases destacadas que no siempre son certeras, y en este caso “Tiene capacidad para captar la radiación solar, lo que permite regular la conductividad térmica en el interior de los edificios”, si leemos este titular, venimos a concluir que en la UPC han inventado la inercia térmica o la capacidad de almacenar calor y cederlo cuando el ambiente está más fresco.

En el estracto del trabajo dice textualmente “Los cementos de fosfato, también conocidos como CBPC (Chemically Bonded Phosphate Ceramic), se obtienen a partir de una reacción ácido-base en medio acuoso, entre un óxido metálico y un fosfato ácido. Esta reacción es muy rápida y exotérmica, lo que permite obtener un material que endurece rápidamente, expande ligeramente y que además adquiere muy buenas propiedades mecánicas iniciales. Por estas propiedades, entre otras, resultan muy atractivos para ser empleados en diversas aplicaciones, como por ejemplo en la reparación de estructuras de hormigón. Los CBPC presentan la desventaja de no ser competitivos en el mercado de materiales de construcción debido al elevado coste de las materias primas que encarecen el producto. En el presente trabajo para la formulación del cemento de fosfato, con el fin de mejorar el aspecto económico, se emplea como óxido metálico un subproducto industrial que consiste básicamente en óxido de magnesio.”

El hecho de trabajar con un material que fragua rápidamente y de forma exotérmica, además de producir fisuras tiende a ser frágil. Decir que expande ligeramente puede ser dudoso en un material cuyo componente principal (50%) es cemento portland, que retrae como un campeón.

El tema de este artículo no se centra en atacar la solución, que tal como se muestra en los medios es atacable, sino que pensemos en qué invertimos el dinero de la universidad, ya que arquitectónicamente no aportamos nada innovador, y constructivamente es un peligro en ambientes húmedos, no por la solución en sí, ya que teóricamente funciona, sino por las soluciones de juntas entre paneles, juntas de los paneles con la estructura, heladicidad, intentos de mantenimiento que pueden ser desastrosos, etc.

En realidad lo que se pretende con esta crítica es que la solución no se quede en eso, sino mejorarla. En el caso de querer un aislamiento térmico, y en este caso se requiere según la normativa española, y cada vez será más requerido, el aislamiento debería ir en la cara caliente, dejando el muro al exterior, por lo que la inercia térmica que pudiese tener el muro no serviría de nada a la zona interior, además de posibles condensaciones en la cara caliente del aislamiento térmico que habría que solucionar, bien ventilando o bien con barreras para vapor.

No todo van a ser críticas, la solución puede estar bien como acabado, no como sistema constructivo. Como acabado, hoy en dia, somos capaces de justificar arquitectónicamente cualquier cosa, esta solución podría ser útil en paneles no portantes, en una fachada trasventilada, con aislamiento en la cara exterior del muro. Así, la solución pasaría por buscar ese acabado en un material de espesor mínimo para ejecutar el panel y que este tenga las condiciones optimas para ser un panel pendurable.

Concluyo animando a la UPC a invertir más el cemento de fosfato de magnesio en la facultad de Ciencias de la salud (ver ficha) que tiene salidas más ventajosas para la gente en general, ya que se utiliza para realizar reparaciones óseas, etc.

luissantalla

Luis M Santalla Blanco . Director de teoriadeconstruccion.net, autor en blogs como arquitecturadegalicia.eu y 9diseno. Miembro del estudio Flu-or y anteriormente del estudio MMASA   ver más sobre el autor